Siendo infiel en Encuentroadulto.com

Pasa que de pronto un día sin que te lo plantees ni te des cuenta ya estás en la cama con otra. Un bombón de los que siempre habías soñado. Eres un hombre casado, con un horario de oficina. Tu vida es estable. Nunca imaginaste que terminarías siendo protagonista de una página destinada a las infidelidades como encuentroadulto.com, donde hay gente como http://www.wikicitas.es/encuentro-adulto/

Las páginas de citas son un reclamo para la gente que busca aventuras extramatrimoniales, y prueba de ello es el creciente número de personas que las utilizan cada día en busca de una segunda relación.

Pasando a la acción

 

Cuando te registras empiezas a conocer a una mujer que te llama mucho la atención. La mujer que se ha convertido en tu amante dice haber cortado con su pareja, por tanto el hombre problema eres tú. En cualquier caso ella ha aceptado seguir adelante. La circunstancia de como os conocisteis ha sido de lo más rara. Viste su foto por casualidad y empezó a llamarte la atención. La comunicación surgió por una tontería.

Tú eres un hombre casado y no dejas de pensar en esa otra mujer que acabas de conocer en Internet, incluso estando en casa. Quieres volver a verla pero al mismo tiempo esperas no volverla a ver. ¿Qué decirle? ¿Para qué hablarle? Ocupas el fin de semana pensando en ella. Y dado que tu mujer te hace cada vez menos caso, mejor, porque pasas desapercibido como una hormiga. Tu mujer y tú viven juntos bajo el mismo techo desde hace 20 años. Están casados. Pero en todo ese tiempo la relación ha tenido sus altibajos. Ha habido veces que la relación ha estado a punto de romperse.

En 20 años es normal que algo así pase. Muchos de tus amigos ya ni siquiera están casados. La palabra divorcio se ha generalizado en casi todos. Y en los que no, la palabra infidelidad ha sido reemplazada por la palabra pasármelo bien. Ellos saben como pero a ti no te había gustado. Tú estabas bien en tu salón viendo la tele con tu mujer. De verdad: estaba todo bien hasta que conociste esa mujer en el supermercado. Encantadora. Sensual. De esas que de preferencia uno no quisiera ver más en la vida para no sentirse tentado. O para no sentirse ridículo, y vas tú y luego la vuelves a ver en el gimnasio. Una tentación. Es en lo que se ha terminado por convertir ella. Te saluda. La saludas.

Intercambias breves palabras, muy breves porque eres respetuoso y porque no te gustan demasiado los cambios hasta que de pronto un día es ella la que da el primer paso. Como era de esperarse fueron pretextos. La rueda que cambiaste de su coche. El café y el cuadro que quería colgar en el pasillo de su apartamento. Terminaste en la cama con ella. Gozaste como hacía mucho que no habías gozado y por un momento quisiste no ser un hombre casado, el sentimiento de culpa te pasó por la cabeza pero no como para hacer un drama por lo que te había ocurrido. Ahora tienes dos mujeres: la oficial y la amante. Sientes que formas parte de un colectivo de hombres adultos que encuentran satisfacción en la variedad. Que no se resignan a vivir de manera monótona y aburrida. Que son enemigos del sofá. Pero no te has divorciado. Tú lo que eres es un hombre casado.

Las listas de boda se han modernizado

lista de bodas

En términos de boda y protocolos ahora es como que todo se ha flexibilizado. A la hora de hacer los regalos eso se nota también. Si bien no deja de ser un asunto inesperado para muchos invitados, el abanico de opciones es más diverso. Se nota mucho en las listas de boda, ahora también en su versión online en muchos casos.

¿Pero qué supone unas listas de boda actualmente en esta era digital que vivimos? Es sin duda una muestra de apoyo a los que se van a casar. Una manera de decir estamos con vosotros chicos. Ocurre sin embargo que cuando hablamos de listas de boda hablamos de uno o varios productos determinados de la tienda, así como una aportación económica.

Las listas de boda están estructuradas de manera tal que se vuelven un compromiso para los invitados pero una opción cómoda para los novios que no recibirán regalos innecesarios.

Los invitados por su parte, con una lista de boda, aunque muchos piensen lo contrario lo tienen también fácil dado que no tienen que estarle dando vueltas a la cabeza sobre qué cosa regalan a la pareja que se va a casar.

En cualquier caso una lista de bodas es una recopilación de todo aquello que los novios consideran que necesitan para iniciar su nueva vida de pareja casada.

Pero las cosas han ido cambiando y en estos tiempos la lista se puede hacer también de forma online y a los regalos típicos como electrodomésticos o menaje para el hogar que antes eran digamos que los regalos más clásicos que se incluían en aquellas listas, se suman ciertas aficiones de los novios, es decir cosas que antes no se veían y que al mismo tiempo se abren a otras posibilidades pensando sobre todo en que nadie se quede sin hacer su aportación respectiva.

Hacer o no hacer una lista de bodas muchas veces depende de lo que necesite la pareja. Unos por eso deciden no tener en cuenta el tema. No lo consideran primordial en ese momento para su vida y prefieren por tanto recibir regalos sin necesidad de condicionar a la gente, bueno, están en todo su derecho pero hay otras personas quienes tal vez conscientes del gasto que han hecho ya sea en los preparativos de boda como en el viaje que les espera, saben sacar provecho a la listas de bodas porque aun cuando la lista pueda ser tan extensa como la pareja lo considere, últimamente muchos deciden vincular su viaje de novios a la lista para que de esa forma se les ayude a cubrir ese gasto.

Por tanto es erróneo considerar que las listas de bodas deberán incluir solamente regalos, pues también se pueden recibir aportaciones económicas, algo que a muchos les viene mejor. La lista de boda deberá estar abierta desde tres meses antes de la boda para que de esa forma todos puedan hacer su aportación. Por lo general se suelen hacer en grandes superficies pero eso es algo a determinar por los novios, algo que sin duda los invitados deberán saber de antemano.

Saber elegir bien el vestido de novia…será garantía de éxito en un día tan especial

novia

Antes de pensar en comprar un vestido de boda tendrás que estar atenta a ciertos detalles para que todo quede perfecto dado que se trata de un día muy especial.

Primero que nada la fecha, hora y la estación del año en que se celebrará la boda. Con esos detalles podrás decidir tranquilamente qué vestido vendría bien para ese día. Puedes mirar modelos en revistas o compra algunas destinadas a ese fin que te puedan ofrecer idea u orientación. Fíjate en los que más despiertan tu atención y mira el precio también para que puedas ir haciendo comparaciones dado que lo más probable es que te vaya a gustar más de uno. Por ello lo mejor será que mantengas un presupuesto dedicado a tu vestido en exclusiva.

Deberás ser consciente también de que el vestido que te gusta es una cosa y otra el que de acuerdo a tus características físicas te embellece o te sienta mejor. Pero tampoco está demás que te vayas probando uno y otro para que te des cuenta por ti misma lo que lucirás ese día.

La idea de que te pruebes cuantos vestidos se te crucen en el camino es porque deberás encontrar aquel que te siente como anillo al dedo, en el que estés verdaderamente a gusto, por ello y dado que no suele ser un tema fácil de resolver a veces deberás hacer una selección de pruebas en una agenda sin que por ello te estreses. Lo mejor será que en las pruebas lleves zapatos de una altura muy similar a la que has decidido llevar el día de tu boda. Así te haces una idea global del tamaño del vestido. Y es que ese día tendrás que lucir de manera maravillosa y ser la más bella de la fiesta. Si después de tanto probar encontraste el vestido en el que te sientes como una seda, camina, muévete, mírate en el espejo, mueve la cintura, baila un poco, agáchate, es decir que debes hacer todo tipo de movimientos para ver de qué manera el vestido se adapta a tu cuerpo dado que quieres un vestido que te haga sentir que eres una reina. Piensa que la calidad del vestido es importante, toca varias telas, asesórate, lo mejor será contar con un vestido de muy buena calidad aun cuando lo vayas a usar solo un día, pero ten en cuenta que será una jornada larga y llena de actividades. Por ello deberá ser completo tu vestido, te tiene que gustar desde luego, debes encontrar el vestido del cual enamorarte. De preferencia no compres algo que veas que te gusta pero que no te sienta bien. Lo importante es que se amolde a tu figura, el día de tu boda deberás lucir tu vestido no preocuparte por si te queda mal o te queda bien o si se mueve de este lado o del otro. Recuerda que ese día será tu día.

Sexo en público y qué hacer para que no te pillen

Te sientas sin arrastrar demasiado fuerte la silla, aun así, haces un leve sonidito, miras alrededor para asegurarte de que no has molestado a nadie. Abres los libros para empezar a hojear página por página un tema que no te apasiona mucho. Suenan unos pasos hasta una estantería, ves el recorrido de una persona muy atractiva hasta coger un tomo. Te fijas en su culo, pero nada más. Sigues leyendo o por lo menos intentándolo. La persona atractiva de repente suelta sus cosas enfrente de ti, levantas la mirada y arqueas las cejas. Esa persona te sonríe mientras se sienta. Te enciendes y te entra mucho calor. Tu mente comienza a divagar, cómo sería tener sexo con esa persona en la biblioteca.

Mucha gente que busca sexo liberal, esporádico o sin compromiso, suele haberse encontrado a través de las páginas de contactos para adultos como estas http://www.paginasdecontactos.top/adultos/, donde miles de personas buscan tener relaciones con desconocidos en las que la única unión entre ellos sea el deseo sexual que sienten.

En este artículo vamos a tratar uno de los lugares más antiguos que han rodeado de atracción a más de uno, y es que estar rodeado de libros antiguos y de cultura y saberes diferentes hace que al mezclarse con lo prohibido y el silencio provoca que más de uno haya tenido sexo en estos lugares públicos.

sexo en publico

El placer de lo ilegal

Tener sexo en espacios públicos es ilegal y no es barato, créeme, en más de un país puede costarte el sueldo de un año e incluso ir a la cárcel por exhibicionismo público.
Pero es que esto solo añade más morbo al asunto, porque el ser humano es así de desafiante y lo que esté prohibido nos hace que aumente la adrenalina e intentaremos que no nos pillen en el menor tiempo posible.

La biblioteca es solo uno de los sitios que existen para hacerlo a escondidas, porque por nuestras fantasías también han recorrido sitios distintos como por ejemplo el ascensor de tu vivienda o de la oficina en la que trabajas; entre las butacas del cine en la última fila de una película horripilante en una sala poco transitada y con muchas palomitas de por medio; los servicios públicos de las discotecas, oficinas e incluso lugares de estudios como el instituto o la universidad; en un probador de una tienda de ropa o de lencería femenina donde el chico ve como su pareja se prueba algo picante y no puede frenar sus instintos; por último, en la playa o la piscina, donde el calor del sol aprieta y nos hace sudar mientras vemos el cuerpo semidesnudo del chico buenorro de turno o la tía con cuerpo de infarto. Así nos dan ganas de zambullirnos en el agua y hacer algo más que nadar.

Tener sexo a escondidas en un espacio público se ha considerado en mucho tiempo una parafilia o trastorno sexual que los expertos en sexología a veces incluso lo recetan a parejas que sufren de rutina. Según los estudios, el trastorno es provocado por la ilegalidad del asunto, de cómo prohibir algo básico al ser humano hace que deseemos hacerlo aún más y que, en un tiempo limitado, dejemos que nuestra intimidad pueda ser pública.

Cómo tener sexo en la biblioteca

Si lo que no quieres es ponerte a leer libros sobre la fascinante historia de los perritos de la pradera y deseas otra cosa con la persona que tienes a tu lado, entonces lee los siguientes consejos:

  • Silencio: lo que diferencia a la biblioteca de otro lugar público es el absoluto silencio para que las mentes puedan pensar tranquilamente sin alborotarse con algún elemento del exterior. Es lo que hace que tener sexo ahí sea interesante, ya que vas a tratar de provocar algún sonido de placer a tu pareja a la vez que impides que no se te escape a ti alguno. Las manos en la boca o algún material con algodón que acolche el sonido provocado por la voz va a ser nuestro gran aliado.
  • Tocamientos: jugar con las manos bajo la mesa es lo primero que debes hacer antes de pasar a mayores. Si eres chica deberías llevar una minifalda o vestido que no dificulte que el chico pueda meter mano. Si eres chico, la cremallera del pantalón que no sea muy pequeño o cortante para que pueda haber un movimiento constante y sin peligro.
  • Precaución: observa que no haya ningún guardia de seguridad demasiado cerca o estés a la vista de una cámara, ya que la multa y la vergüenza de ser pillados va a ser bastante grande.
    Seguridad sexual: en el sexo hay que tomar prevenciones. El condón es primordial para que no existan enfermedades venéreas. El truco es colocarle el preservativo a él en el momento de los tocamientos sin que nadie sospeche.
  • Sexo oral: el chico o la chica pueden meterse bajo una de las mesas. Suelen ser muy grandes y anchas, por lo que de no estar muy transitada la sala no tiene por qué sospechar nadie. También están los pasillos, estudia cuales son los menos transitados por la gente, normalmente suelen ser los artículos de enciclopedia y diccionarios.

Posturas: las posiciones que hagamos van a estar muy limitadas y seguramente de una o dos posturas no te vas a mover, ya que no vais a disponer de mucho tiempo hasta que os pillen. Hacerlo de pie, uno de los dos tiene que estar en pompa de cara a la estantería, que uno vigile un lado y la otra persona que vigile el lado contrario. También puede ser con una pierna encima apoyando el peso en la estantería, así podéis vigilar la espalda el uno del otro. Sobre una mesa, es lo más cómodo, aunque el movimiento debe ser poco profundo y sin brusquedad porque la mesa puede moverse y provocar bastante ruido.

Ya sabes, te estás jugando una multa y puede que cárcel por hacerlo. Piénsatelo bien, estudia la zona antes de tener sexo y haceros a la idea de que no vais a poder acabar si alguien pasa por al lado y tenéis que pretender que los demás crean que estáis leyendo un libro sobre la vida de Cervantes o uno de cartografía del siglo XIX, que ocupe más espacio. Eso según el tamaño de lo que haya que ocultar.

En las relaciones de pareja…lo importante es probar

En efecto. Uno no se debe cerrar las puertas. Es un tema interesante y está asociado a la libertad. Y es que cuando se tiene una relación uno no sabe bien por donde irá. Además en una relación que empieza en plan serio pero sin ataduras uno puede terminar si se cansa de la otra persona. Una relación de pareja nueva es un experimento. Los dos estáis probando a ver qué pasa. Y si va a más deberá ser algo de común acuerdo.

Sin embargo a veces suele ocurrir que cuando va pasando el tiempo nos damos cuenta de que estamos ante una relación vacía y que está enfocada más hacia el lado sexual que a otra cosa. No se ha progresado en lo afectivo o tan solo lo ha hecho una persona. Y es ahí donde vienen las dudas, las preguntas. El sinsentido que puede tener todo. Es ahí donde empezamos a ver este tipo de relación como algo que nos deja de satisfacer. Las personas, al margen de su condición, ya sea en el caso de los hombres o las mujeres pueden llegar a sentir incluso celos, tienen la autoestima baja y se siente la persona usada. “Solo me quiere para el sexo” Muchas veces al principio de una relación pensamos más en las ventajas que en las consecuencias que eso nos pueda traer enamorarnos de esa persona.

relacion de pareja

Pero todo es color de rosa al principio, conforme pasa el tiempo vemos que nada era como lo imaginábamos, aunque nadie podrá negar, que lo hemos pasado bien. Es un error grave iniciarse en una relación pensando que con el tiempo todo cambiará para bien. Puede pasar pero también puede que no. Lo mejor en las relaciones es dejarse llevar y no entregarse tanto al principio. Y si acaso la relación sufre transformaciones hablarlo. Lo peor es quedarse en silencio y dejar que el tiempo transcurra.

Y es que hay ocasiones en que se comienza con una relación sin ataduras y luego se pone de por medio el deseo de tener a esa pareja para algo más serio, más estable. Algo que quizá ninguno de los dos pensaba que podría pasar. Y es que hay relaciones que comienzan como un juego y luego terminan en algo más grande. Lo importante es probar, cuando se trata de una relación de pareja. Probar permanentemente, no vaya a ser que por dejar pasar una oportunidad al margen de lo que esta sea, nos perdamos la oportunidad de nuestra vida.

Los métodos anticonceptivos no hormonales para las mujeres

Además de los métodos anticonceptivos hormonales, también existen otras formas de anticoncepción destinadas a su uso en mujeres, si bien es cierto que la píldora es la más utilizada a este respecto, pero no es la única.

Por una parte podemos ver el preservativo femenino. Se trata de uno de los métodos anticonceptivos de barrera que es muy similar al preservativo masculino y que resulta ser un método femenino alternativo al método de anticoncepción masculino por excelencia. El preservativo femenino es una delgada funda hecha con un material plástico transparente, fino y suave que se ajusta holgadamente a las paredes de la vagina. Al igual que ocurre e el caso del preservativo femenino, podemos ver que el preservativo femenino es uno de los pocos métodos anticonceptivos que además de prevenir embarazos no deseados, también ayuda a evitar la posibilidad de que se puedan trasmitir o contraer algún tipo de enfermedad de transmisión sexual.

anticonceptivos para mujeres

El preservativo femeninos cuenta con varios beneficios. Uno de ellos es el hecho de que se trata de uno de los métodos anticonceptivos para mujeres que no reporta efectos secundarios en las mujeres. Y es que no afecta a la salud hormonal de la mujer al tratarse de un método de barrera ni tampoco afecta a la fertilidad de la mujer. Sin embargo, son muchas las mujeres que aún rechazan este método debido a que es un tanto antiestético ya que el anillo externo del preservativo sobresale de la vagina. Otra de las desventajas que presenta este método es su precio, ya que una caja de dos unidades ronda los 10 euros.

Por otra parte, si seguimos con nuestro repaso a los métodos anticonceptivos para mujeres que no sean hormonales, tenemos el diafragma. Una de las características de este método de anticoncepción es que tiene forma de capuchón y está hecho de látex o de silicona. Esta especie de capuchón deberá introducirse en la vagina para poder cubrir el cuello de la vagina y cubrir el cuello del útero para así bloquear la entrada de esperma en el propio útero y evitar embarazos no deseados, si bien es cierto que el diafragma no evita la trasmisión de enfermedades de trasmisión sexual. El uso de este tipo de métodos anticonceptivos es muy sencillo ya que será necesario colocarlo tan solo 10 minutos antes de mantener la relación sexual, y mantenerlo puesto hasta 8 horas después de acabar el encuentro sexual para que pueda hacer su función. Una vez que pasa el tiempo, el diafragma debe ser retirado y lavado con jabón neutro para poderlo dejar listo para próximos usos.

Se debe tener en cuenta que el diafragma es uno de los métodos anticonceptivos para mujeres más efectivos, siempre y cuando se combine también con el uso de espermicidas que ayuden a aumentar su efectividad. Además hay que tener en cuenta que se debe cambiar y renovar aproximadamente en un tipo de alrededor de año y medio. El precio ronda aproximadamente los 30 euros.

Scroll To Top