Saber elegir bien el vestido de novia…será garantía de éxito en un día tan especial

novia

Antes de pensar en comprar un vestido de boda tendrás que estar atenta a ciertos detalles para que todo quede perfecto dado que se trata de un día muy especial.

Primero que nada la fecha, hora y la estación del año en que se celebrará la boda. Con esos detalles podrás decidir tranquilamente qué vestido vendría bien para ese día. Puedes mirar modelos en revistas o compra algunas destinadas a ese fin que te puedan ofrecer idea u orientación. Fíjate en los que más despiertan tu atención y mira el precio también para que puedas ir haciendo comparaciones dado que lo más probable es que te vaya a gustar más de uno. Por ello lo mejor será que mantengas un presupuesto dedicado a tu vestido en exclusiva.

Deberás ser consciente también de que el vestido que te gusta es una cosa y otra el que de acuerdo a tus características físicas te embellece o te sienta mejor. Pero tampoco está demás que te vayas probando uno y otro para que te des cuenta por ti misma lo que lucirás ese día.

La idea de que te pruebes cuantos vestidos se te crucen en el camino es porque deberás encontrar aquel que te siente como anillo al dedo, en el que estés verdaderamente a gusto, por ello y dado que no suele ser un tema fácil de resolver a veces deberás hacer una selección de pruebas en una agenda sin que por ello te estreses. Lo mejor será que en las pruebas lleves zapatos de una altura muy similar a la que has decidido llevar el día de tu boda. Así te haces una idea global del tamaño del vestido. Y es que ese día tendrás que lucir de manera maravillosa y ser la más bella de la fiesta. Si después de tanto probar encontraste el vestido en el que te sientes como una seda, camina, muévete, mírate en el espejo, mueve la cintura, baila un poco, agáchate, es decir que debes hacer todo tipo de movimientos para ver de qué manera el vestido se adapta a tu cuerpo dado que quieres un vestido que te haga sentir que eres una reina. Piensa que la calidad del vestido es importante, toca varias telas, asesórate, lo mejor será contar con un vestido de muy buena calidad aun cuando lo vayas a usar solo un día, pero ten en cuenta que será una jornada larga y llena de actividades. Por ello deberá ser completo tu vestido, te tiene que gustar desde luego, debes encontrar el vestido del cual enamorarte. De preferencia no compres algo que veas que te gusta pero que no te sienta bien. Lo importante es que se amolde a tu figura, el día de tu boda deberás lucir tu vestido no preocuparte por si te queda mal o te queda bien o si se mueve de este lado o del otro. Recuerda que ese día será tu día.

Scroll To Top